Música

TRAGEDIA DEL CANTOR Y EL EMBUSTERO

  Durante los años setenta fui un niño de Buenos Aires. Mi padre trabajaba en locales nocturnos paradigmáticos de esos porteños tiempos, reductos de dudosa reputación que ostentaban nombres como Cabaret, Rugantino o King (una decadente continuación de templos tangueros de la talla de Caño 14). Allí, entre coperas, turistas y horarios que me lo… Sigue leyendo TRAGEDIA DEL CANTOR Y EL EMBUSTERO